miércoles, 10 de octubre de 2012

Liceo Artístico y Literario de Regla: aniversario 134 de su fundación


   El Liceo es uno de los lugares más frecuentado por los reglanos, no solo por sus actividades culturales, sino también por su historia, y en él se han reunido grandes personalidades de la historia y la literatura cubana. 
   El 10 de octubre de 1878, a una década del Grito de Yara, se reúnen 118 vecinos de la localidad para proceder a la constitución del "Liceo Artístico y Literario de Regla". 
   Tres corrientes políticas matizaron la actitud de sus componentes: la Autonomista, lidereada por Antonio Rodríguez Parra y Federico García Ramís; la Integrista, pugnada por Manuel J. Herbello Delgado, y la Independentista, representada por José Clark Morera y Pedro Coyula Rodríguez. 
   Al no estar de acuerdo la corriente Integrista con la directiva electa, se retiran y fundan la Sociedad Recreo de Obreros (Casino Español de Regla), inaugurado el 8 de febrero  de 1879, el cual fue ampliamente reseñado por la prensa capitalina, en especial por "El Triunfo", "La Patria", "La Razón y la Voz de Cuba", con elogios para el Apóstol.
   El discurso de Martí, en la única institución artístico-literaria que inauguró en Cuba, fue el acto de más interés que esperaba por el público asistente y ha sido considerado por muchos como su "primer discurso político en Cuba", al expresar los sentimientos patrios del auditorio, siendo recompensado con innumerables muestras de entusiasmo.
   En estos años destacan las figuras de Antonio Rodríguez Parra, Cristóbal P. Mádan Mádan, Tomás Brito Rodríguez y Andrés Avelino Valdés González. Amplia actividad desplegó la Sociedad en esta etapa. Contribuyó a difundir la enseñanza, instaurando academias de conocimientos generales y de música. Fundó una biblioteca y celebró veladas lírico - dramáticas y literarias en que hicieron uso de la palabra entre otros;  Carlos de la Torre Huerta, Miguel Figueroa García, Antonio Zambrana Vázquez, José Cortina y Rafael Montoro Valdéz.
   El Liceo cooperó a mitigar los efectos de epidemias de viruela en Regla, y desastres naturales, como las inundaciones de Vueltabajo (Cuba) y Andalucía (España). Propició el desarrollo del deporte, creando un "Club de Patinadores" y un gimnasio. Sus salones sirvieron de marco adecuado a fastuosos bailes, destacándose por la brillantez que mantuvieron los tradicionales de "Las Flores" y de la "Virgen de Regla" (hoy "Noche Azul").
   Fue un centro revolucionario en pro de la enmancipación de la patria, socorriendo en unos casos a perseguidos políticos como los hermanos Rafael y Ernesto Usatorres Perdomo, y en otros, repeliendo ataques a la memoria de cubanos eminentes como el mártir del Virginius Bernabé Varona, cuando el sepelio de su señora madre. En su local se realizaron reuniones conspirativas, pudiendo señalarse entre las más importantes, la del 24 de febrero de 1895.
   Tuvo sus héroes en los Comandantes del Ejército Libertador, Federico García Ramís, Miguel Coyula Llaguno y Laureano Prado Rodríguez, y sus mártires en Francisco Pereira Facciolo, Arturo Adriano González, José Fresneda Trelles y José Benito Anido Barreras.
   Un cubano traidor, alto empleado del Ayuntamiento de Regla, a principios de  noviembre de 1896, hace una delación al Alcalde de la localidad José Cagigas Haya, de que en el "Liceo de Regla" se conspiraba y se encontraba oculto material subversivo. Efectúa el celador José Vázquez Rodríguez un registro el día 9, ocupando pertrechos, armas y propaganda revolucionaria.
    Son detenidos y remitidos a la Cabaña algunos de los asociados, los que permanecen en prisión hasta el 9 de marzo de 1897, cuando fueron puestos en libertad condicional, pendientes de juicio militar. El Gobernador de la Región Occidental y de la Provincia de La Habana, el cruel José Porrúa Marquez de Palmerola, uno de los secuaces del sanguinario Valeriano Weyler Nicolu, decretó, el 12 de noviembre de 1896, la disolución y clausura de la sociedad.
   Cesa la dominación española el 1 de enero de 1899 y el siguiente 7 de febrero, Juan Balloveras Martínez, en el períodico "El Patriota", hace un emotivo llamamiento a los antiguos liceistas para dar nueva vida a las instituciones inauguradas por Martí. Nombrada una "Comisión Reorganizadora", se produce la reapertura del "Liceo de Regla" el 8 de febrero de 1900, escuchándose por primera vez en la localidad el glorioso Himno de Bayamo, en el mismo edificio donde había sido inaugurado y que en la actualidad ocupa. Con grandes muestras de simpatía fue acogido este acto por los reglanos, ocupando turnos en el programa los patriotas Esteban Borrero Echevarría, Lincoln de Zayas e Isabel Clark Mascaró, y la luchadora por la independencia de Cuba, Srta. Melitina Azpeitia.
   Entre los liceístas célebres destacan José J. Martí Pérez (1853-1895): Socio facultativo de la Sección de Instrucción del Liceo de Regla; el Dr. José Clark Mascaró (1870-1918): Coronel del Ejército Libertador. Científico. Escritor. Periodista. Primer Alcalde de Regla al término de la dominación española en Cuba; Antonio López Prieto (1847-1884): Nació en Cádiz, España. Periodista. Historiador. Autor de Parnaso Cubano. Socio de Mérito de la Real Sociedad Económica de Amigos del País; Juan P. Blandino Cámara (1842-1915): Notable educador, forjador de una generación de reglanos. Patriota amnegado. Escritor; Dr. José A. Presno Bastioni (1876-1953): Presidente de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales. Rector de la Universidad de La Habana. Ministro de Salud Pública. Científico. Escritor, y Dolores Coyula Páez (1869-1948): Condecorada con la Orden Carlos Manuel de Céspedes en reconocimiento a sus esfuerzos por la Independencia de Cuba.
   También brillaron en el Liceo de Regla Miguel Coyula Llaguno (1876-1948), Comandante del Ejército Libertador, orador, periodista, político de incorruptible actuación pública; Saturnino Martínez (1840-1905), Oriundo de Asturias, España, periodista, historiador, poeta, político y uno de los primeros dirigentes de la clase obrera cubana.
   Se incluyen en esa lista de personalidades el Dr. Ismael A. Clark Mascaró (1876-1915), patriota, profesor de la Universidad de La Habana, poligráfo, poeta., periodista, y científico; Dr. Antonio M. Valdés Dapena (1879-1952), científico, eminente clínico, catedrático de la Universidad de La Habana, notable escritor y conferencista, y Miguel B. Alemán Dovo (1906-1979), Campeón cubano de ajedrez que participó en las Olimpiadas de Buenos Aires y Helsinki, obtuvo Medallas de Oro en Juegos Centroamericanos y del Caribe, entre otras personalidades.