viernes, 26 de octubre de 2012

Efemérides cubanas del 26 de octubre

   Un día como hoy, 26 de octubre, pero en 1843, asume el general Leopoldo D’ Donnell  el Gobierno de Cuba; en 1843, nace el poeta y periodista Pablo Hernández; en 1856, nace en Cárdenas el escritor y periodista José Ortega Munilla, padre del ensayista y filosofo español Ortega y Gasset; en 1868, se produce en Pinos de Baire, Oriente, la primera carga al machete del Ejército mambí al mando de Máximo Gómez; en 1900, es comprobada la tesis del científico cubano Carlos J. Finlay sobre el agente trasmisor de la fiebre amarilla por la comisión médica norteamericana para el estudio de la enfermedad en Cuba, presidida por el bacteriólogo y mayor Walter Reed; en 1911, fallece José Dolores Poyo, amigo y cercano colaborador de José Martí en la creación del Partido Revolucionario Cubano, y en 1924, nace en Cruces, en la entonces provincia de Las Villas el destacado músico y flautista cubano Richard Egües.
   También un día como hoy, 26 de octubre, pero en 1946, es inaugurado el estadio del Cerro en La Habana, inicialmente se le denominó Gran Stadium de La Habana o Estadio del Cerro, a partir de 1961, se le nombró estadio Latinoamericano, en aquel momento con una capacidad de 35 mil aficionados, en la actualidad puede asimilar unos 55 mil; en 1949, llega a La Habana desde Mérida la actriz mexicana María Félix; en 1958, ocupan tropas del comandante Ernesto Ché Guevara el cuartel de Güinía de Miranda, Las Villas, y en 1959, son creadas las Milicias Nacionales Revolucionarias.
   Un 26 de octubre, pero en 1959, pronuncia Camilo Cienfuegos su último discurso ante el pueblo congregado en el Palacio Presidencial de La Habana; en 1976, son deportados a Venezuela los terroristas Fredy Lugo y Hernán Ricardo, autores del  crimen de Barbados; en 1989, se inaugura en Cuba el Jardín Botánico Nacional; en 1990, fallece en un fatal accidente automovilístico el Gran Maestro Guillermo García, Campeón de Cuba en 1975, 1976 y 1983, que alcanzó su más alto ELO en 1978, cuando llego hasta los 2535, para esa época uno de las más elevados de  Latinoamérica, y en 1997, se adhiere Cuba al convenio internacional sobre la protección física de los materiales nucleares.