martes, 23 de octubre de 2012

Miembros del Ku Kux Klan queman viva a mujer en EE.UU.


    Sharmeka Moffit, una afroestadounidense de 20 años, lucha por su vida después de ser agredida por tres supuestos militantes del grupo racista Ku Klux Klan (KKK), quienes quemaron más de la mitad de su cuerpo, en Winnsboro, Louisiana.
   La víctima llamó a la policía y denunció el ataque de los tres hombres con la cabeza cubierta con la tradicional capucha blanca del grupo racista KKK.
   Moffitt hacía ejercicios en una ruta de senderismo en un parque de la ciudad en Winnsboro, cuando tres hombres encapuchados la atacaron, le rociaron un líquido inflamable y le prendieron fuego, lo que le provocó quemaduras de tercer grado, según destaca el diario The Telegraph.
   La hermana de la agredida comentó a medios locales de prensa que los atacantes pintaron con aerosol las tres letras K que identifican al clan racista sobre el capó del auto de Moffitt.
   La senadora Mary Landrieu emitió una declaración en respuesta al ataque y calificó de cobardes los agresores de Moffitt.
   "El ataque atroz de una mujer en un parque de Winnsboro es completamente inaceptable en una sociedad civilizada", dijo Landrieu.
   "Este fue un crimen cometido por personas cobardes y sin corazón, y creo que sus autores deben ser rápida y seguramente conducidos ante la justicia", agregó la senadora, quien calificó el hecho de crimen de odio.
   La teniente Julie Lewis, portavoz de la Policía Estatal de Louisiana, aseguró que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) está averiguando el ataque como un posible crimen de odio.
   Otis Chisley, presidente de la sección local de la National Association for the Advancement of Colored People, uno de los grupos antiracistas más activos de Estados Unidos, aseguró que "el racismo y las actividades del KKK son una triste realidad en Louisiana".
   "Es un fenómeno escondido, pero que existe", agregó Chisley.
   La joven agredida permanece en estado crítico en el Centro de Quemados del Hospital Regional en LSU Shreveport.
   El nombre de Ku Klux Klan lo han adoptado algunas organizaciones de extrema derecha en Estados Unidos, creadas en el siglo XIX después de la Guerra de Secesión.
   La cruz ardiente es uno de los simbolos del KKK que promueve, principalmente, la xenofobia, así como la supremacía de la raza blanca, racismo, homofobia, el antisemitismo, anticomunismo y el anticatolicismo.

Tomado del sitio digital de Prensa Latina