jueves, 11 de octubre de 2012

Joseíto Fernández: en el aniversario 33 de la muerte del creador de la "Guantanamera"

-->
   Joseíto Fernández nació el 5 de septiembre de 1908 en el barrio de Los Sitios, en La Habana. Desde muy joven su vida se interrelacionó con la música. Ya a los 12 años solía cantar al participar en su zona de residencia, en unión de amigos, en serenatas.  
   Después formó parte de tríos con jóvenes aficionados e integró seguidamente varias orquestas. También por esa época realizaba las funciones de zapatero, para lograr su sustento económico.
   En 1928 compuso la Guantanamera pero no es hasta casi una década después que dicha melodía cobra cierta celebridad cuando fue incluida como tema de despedida de la orquesta de Alejandro Riveiro en la que cantaba Joseíto Fernández. Mientras la agrupación musical interpretaba la citada melodía, él iba improvisando distintas décimas en cada presentación.
   Con posterioridad, una firma publicitaria contrató en forma exclusiva La Guantanamera para utilizarla en un programa de radio llamado “El suceso del día”, en el que se escenificaban diversos y trágicos sucesos ocurridos en Cuba. Dicho programa se mantuvo en el aire durante 14 años.
   Al compás de la melodía de La Guantanamera se cantaban décimas las que complementaban lo dramatizado o hacían reflexiones en torno a los sucesos. Después que salió del aire el programa la Guantanamera perdió algo de popularidad, aunque siempre siguó siendo recordada por el pueblo.
   A partir de 1963 la Guantanamera comenzó a adquirir una connotación significativa a nivel internacional tras haber sido cantada, con la inclusión de varios de los Versos Sencillos de José Martí, por el trovador norteamericano Pete Seeger en un concierto efectuado el 8 de junio en el Carnegie Hall de Nueva York.
   Algún tiempo después, un trío de cantantes norteamericanos hizo la primera grabación comercial de La Guantanamera, la que con el decursar de poco tiempo se convirtió en un verdadero éxito internacional. Desde entonces muchos cantantes y agrupaciones tanto cubanos como de diferentes países han incluido en sus respectivos repertorios esta creación musical de Joseíto Fernández.
   También espectadores de diferentes partes del mundo han bailado al compás de la Guantanamera ya que muchos de los espectáculos cubanos que se han presentado en el extranjero han tenido como conclusión, para cerrar con broche de oro, esta composición. 
   De Joseíto Fernández se ha afirmado que sobresalió por su sencillez y por el trato respetuoso hacia todos los que se relacionaban con él. Precisamente acerca de sí patentizó en la última décima que creara antes de fallecer en La Habana, el 11 de octubre de 1979.

Siempre sencillo, decente
atento con todo el mundo
y aún con dolor profundo
siempre he sido complaciente.
No he tenido un gesto hiriente
ni con un niño siquiera,
porque siempre en mi carrera
he pensado como humano
que el que es cruel y tirano
es preferible que muera.

   Joseíto Fernández se sintió profundamente regocijado por el éxito y el grado de aceptación internacional de la Guajira Guantanamera. Y esto lo reflejó en una de las últimas entrevistas que le realizaron al afirmar: “Vivo infinitamente agradecido de todos por el cariño con que me recuerdan... Les doy a todos mi infinito, profundo y eterno agradecimiento, no en nombre mío solamente, sino en nombre de mí queridísimo pueblo cubano porque nosotros los cubanos tenemos cariño sincerísimo para todos nuestros hermanos...

   “Lo que sí quiero que todo el mundo sepa es que Joseíto Fernández y su Guajira Guantanamera con su pueblo cubano les vive eternamente agradecido...”.

Un texto de Víctor Pérez Galdós