sábado, 21 de junio de 2014

La responsabilidad por el caso de Alan Gross es del gobierno de los Estados Unidos, dice Fernando González, uno de los Cinco


antiterrorista cubano Fernando González Llort

por Lilith Alfonso*

   El Héroe de la República de Cuba, Fernando González Llort, dijo en Guantánamo que la libertad de Alan Gross está en las manos de Los Estados Unidos, a propósito de las recientes declaraciones del Ministerio del Exterior de Cuba ante la muerte de la madre del norteamericano que cumple una sanción de privación de libertad desde el 2009.
   “La suya es una situación muy dolorosa que no le deseo a nadie y sabemos que debe estar pasando momentos difíciles desde el punto de vista personal, pero la responsabilidad de que no pueda viajar a ver a su madre es totalmente del gobierno norteamericano, al cual le ha faltado voluntad política para terminar este conflicto” –recalcó.
   “Porque el señor Gross sabe que estaba trabajando al servicio del gobierno de Los Estados Unidos, no importa si era a través de una agencia o contratistas privados, de modo que la responsabilidad de que todavía esté preso es del presidente Barack Obama”.
   Dijo también que, sin ánimo de politizar una situación tan dolorosa para todas las personas al margen de su ideología, “Alan Gross sabe que mañana mismo podría estar en su casa, lo que hace falta es que haya otro avión que ponga a mis tres hermanos, a Ramón, Gerardo y Tony también de regreso a su tierra”.

   Recordó, al mismo tiempo, que Gerardo Hernández pasó por una situación similar cuando murió su madre y tampoco pudo viajar a Cuba, “a pesar de que no le ha hecho daño a nadie y no fue a ningún otro país a tratar de socavar su sistema político”, por lo que “a pesar de comprender su dolor no puedo desentenderme del hecho de que no es nuestra responsabilidad, sino la de Los Estados Unidos”.
 En los últimos tiempos, el gobierno cubano ha reiterado la disposición de encontrar una salida conjunta para los casos de Alan Gross y los cubanos Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Gerardo Hernández, condenados a largas condenas que no ha sido tenido en cuenta por la otra parte, de hecho, hace sólo unas semanas el contratista se declaró en huelga de hambre en protesta por la inmovilidad de su gobierno ante su situación que terminó a petición de su madre, según sus propias declaraciones.

*Tomado del blog La esquina de Lilith