lunes, 23 de junio de 2014

Cuba y América Latina reclaman independencia de Puerto Rico en ONU


Wilma Riverón Collazo, líder del Mov. Independentista Nacional Hostoniano

   Cuba, con el apoyo de Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia, presentó este lunes una resolución que ratifica el derecho de Puerto Rico a la autodeterminación y la independencia, e insta a Estados Unidos a posibilitar la materialización de esas prerrogativas, ante el Comité Especial de Descolonización de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
   El texto de la resolución insiste además en el carácter latinoamericano y caribeño de la isla, y en el reclamo de libertad del preso político boricua Oscar López Rivera, quien el mes pasado cumplió 33 años encarcelado en Estados Unidos, destaca un despacho de Prensa Latina.
   La iniciativa tiene importantes adiciones o aspectos que se fortalecen, y sería la trigésima tercera que se adopta sobre la causa boricua, lo cual coincidiría simbólicamente con los años de encierro del luchador López Rivera, declaró Wilma Reverón Collazo, copresidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH).

   Reverón Collazo resaltó el compromiso de Cuba con la lucha por la independencia boricua. "Sin la Revolución Cubana no hubiese podido mantenerse en pie esta causa, ni tendríamos el respaldo de otros pueblos y gobiernos, un panorama que a los independentistas nos da energía para seguir en este combate de cinco siglos por la descolonización", sentenció.
   La líder independentista boricua agregó que debe destacarse que el proyecto de resolución pide a Washington que permita a los puertorriqueños atender el complejo escenario nacional desde posturas soberanas.
    “Vivimos una situación que tiene todas las características de una verdadera explosión social, ante fenómenos como el desempleo, la inseguridad, el narcotráfico y el debilitamiento creciente del comercio local, a partir de la expansión de empresas norteamericanas”, dijo.
   Para la abogada y activista de los derechos humanos, la soberanía es clave, porque con las subordinaciones políticas y económicas imperantes no se puede enfrentar de manera efectiva la crisis.