martes, 3 de enero de 2012

Sepultado en La Habana el poeta cubano Alberto Acosta


Con el primer día del año, las letras cubanas sufrieron la pérdida de Alberto Acosta Pérez, de 54 años de edad, poeta que destacaba en su generación por la fineza de su percepción y el riguroso oficio con que cultivó el verso, publica el diario Juventud Rebelde.
Víctima de una dolencia pancreática aguda, Alberto fue inhumado este lunes en la necrópolis de Colón. Ediciones Unión acababa de procesar su último poemario,  Experiencias de amor correspondido, el cual circulará durante la próxima Feria Internacional del Libro Cuba 2012.
Natural de La Habana, Alberto contaba con una docena de libros publicados entre los que sobresalen Como el cristal quemado (1988), Todos los días de este mundo (1990),Éramos tan puros (1992), Alabanza del sueño (1994), Monedas al aire (1996) y Música vaga (2002), que le valió ese año el Premio de la Crítica.
En 1990 mereció el Premio de Poesía Gerardo Diego (Soria, España, 1990) con el título El ángel y la memoria y conquistó XIII Premio de Narraciones Breves Alberto Lista (Sevilla, 2006) por Pronóstico reservado. Parte de su obra fue traducida al francés, inglés, rumano, portugués e italiano.
Durante más de una década se desempeñó como responsable del área de promoción del Gran Teatro de La Habana, tarea en la que se relacionó fluidamente con la prensa cultural cubana.