jueves, 12 de enero de 2012

Original de la Constitución de Guáimaro es donado al patrimonio nacional


El original de la Constitución de Guáimaro, primera carta magna cubana, sancionada en 1869 a inicios de las contiendas independentistas del siglo XIX, pasó de manos privadas al patrimonio público nacional, aseguró en La Habana el doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de La Habana, señala un despacho de la agencia Prensa Latina.
El académico afirmó la víspera -en la apertura del ciclo de conferencias La intimidad de la historia, organizado por la Fundación Alejo Carpentier- que, hace apenas unos días, una familia le entregó personalmente el valioso documento, hasta el momento extraviado para la historiografía nacional.
Leal agradeció a los proveedores y confirmó la autenticidad de los pliegos de la legislación, que presentan el escudo de Cuba, un sello de agua y la firma de los protagonistas, "en primer lugar, la de aquel que se sometió a ella": Carlos Manuel de Céspedes, iniciador de la lucha, a cuyo diario perdido -publicado por el propio Leal en 1992- consagró sus palabras.
El legajo constituye "piedra angular de la nación, del pensamiento y de la utopía democrática del pueblo cubano", destacó el también director del Museo de la Ciudad de La Habana.
La Constitución de Guáimaro (actual provincia de Camagüey), que marca el surgimiento de la Nación cubana, se firmó en campo insurrecto el 10 de abril de 1869, a seis meses del comienzo de las hostilidades contra el colonialismo español, el 10 de octubre de 1868.
El documento, estructurado en 29 apartados, es la primera de tres cartas magnas mambisas (del apelativo "mambí", dado y asumido por los insurrectos), que rigieron la República en Armas, a lo largo de las guerras independentistas decimonónicas en la isla caribeña.

Tomado del sitio digital Radio COCO