jueves, 12 de enero de 2012

Ileana Ros-Lethinen y Mario Díaz-Balart arremeten contra visita de Mahmoud Ahmadinejad a Cuba


Los congresistas republicanos cubanoamericanos Ileana Ros-Lethinen y Mario Díaz-Balart, representantes del ala más extremista de la ultra-derecha anticubana radicada en los Estados Unidos, arremetieron contra la visita que realiza a La Habana el presidente de la República Islámica de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, publica este jueves el Nuevo Herald, de Miami.
El periplo que realiza el líder iraní por varios países latinoamericanos (Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador), ha caldeado los ánimos de los políticos del sur de la Florida, y motivó a que exigieran más sanciones contra Cuba e Irán.
Ros-Lethinen emitió una declaración donde acusa a Irán y Cuba de tener “obvias intenciones de hacerle daño a Estados Unidos y ambas naciones apoyan a grupos extremistas dedicados a la destrucción de nuestra nación y la desestabilización de nuestros aliados”.
“Durante los pasados últimos años, -continúa el ataque de la Ros-Lethinen- Irán ha ofrecido asistencia a la moribunda economía cubana proveyéndola con una alta línea de crédito y préstamos aumentando la cooperación económica y energética. Estos regímenes también trabajan conjuntamente en investigaciones de biotecnología que pueden ser aplicadas a armas no convencionales y continúan compartiendo información sensitiva de inteligencia que pudiera dañar a Estados Unidos y a nuestros aliados”.
La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de los Estados Unidos, aprovechó esta oportunidad para solicitar una vez más, se recrudezca el bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla caribeña, opción número uno en la agenda política de esta congresista anticubana de marcada línea fascista.

Por su parte, el legislador Díaz-Balart, de la misma línea dura contra Cuba  que desarrolla la Ros-Lethinen, acusó al presidente Barack Obama de falta de liderazgo, al admitir que el presidente Ahmadinejad estuviera de visita a solo 90 millas de las costas norteamericanas.
El odio a Cuba e Irán que este señor desborda, quedó reflejado en su declaración, al asegurar que "ahora es el momento de reforzar las sanciones contra estos dos estados
patrocinadores del terrorismo y hacer todo lo posible para aislarlos de cualquier apoyo
financiero…es hora que los tratemos como a los enemigos que son”.
Cualquier opción que permita a estos “señores” pedir la rendición por hambre del pueblo cubano y su Revolución, será válida. Ya sea porque visite la Habana Mahmoud Ahmadinejad, o porque las pascuas caigan en diciembre. Lo de ellos, es joder….