sábado, 26 de abril de 2014

La siempre habanera Bodeguita del Medio está de cumpleaños



FOTO: Ismael Francisco

“La Bodeguita es ya la bodegona,/ que en triunfo al aire su estandarte agita,/ más sea bodegona o bodeguita/
La Habana de ella con razón blasona.
Nicolás Guillén

Poeta Nacional cubano

La Bodeguita del Medio está de cumpleaños, y hoy celebra sus primeros 72 años de vida. Ubicada en la calle Empedrado, muy cerca de la Plaza de la Catedral, en La Habana Vieja, la legendaria fonda cubana fue fundada en 1942 como una bodega que, a diferencia del resto, estaba a mitad de una calle.
   De esta manera, no se trataba de una bodega cualquiera, sino de la bodeguita que estaba en el medio de una calle, por lo que los vecinos la conocían como “la bodeguita del medio”.

   Es un típico restaurante de La Habana y uno de los grandes lugares turísticos de la ciudad, por donde han pasado numerosos visitantes, desde escritores a políticos.
   Cuando el local pasó a ser restaurante, su dueño, el español Ángel Martínez, decidió conservar el nombre con el que los clientes ya habían bautizado su negocio. Con una marcada huella entre cultura, tradición culinaria y celebridades, este local de rústicas mesas atesora en sus paredes más de dos millones de firmas de celebridades como Ernest Hemingway, Mario Benedetti, Pablo Neruda y Errol Flynn. Los visitantes dejan su huella en el local mediante algún recuerdo, fotos, objetos o grafitis en sus paredes..
   En sus salas se puede disfrutar del ambiente típico cubano, con su gastronomía, sus tabacos y su música; que recogen toda la esencia de la tradición.

Nacimiento de la Bodeguita del Medio
   En 1942 este conocido restaurante era tan sólo una pequeña tienda de víveres. Su
FOTO: Ismael Francisco
dueño, Ángel Martínez, vendía frituras y algunas bebidas. Entre los usuarios más asiduos a la Bodeguita del Medio figuraban varios intelectuales que acudían a una imprenta cercana.
   Ellos después de realizar las gestiones pertinentes en la zona solían reunirse en la “bodeguita” la cual fue adquiriendo cierta notoriedad.
   Con el decursar del tiempo, Martínez comenzó a expender platos de comida variada y el número de comensales continuó en aumento.
   En forma espontánea, no precisada en el tiempo, la que sería conocida hasta entonces como la bodeguita de Martínez, pasó a ser identificada o más comúnmente señalada como la “Bodeguita del Medio” por hallarse situada, precisamente, en el centro de la calle Empedrado, muy cerca de la Plaza de la Catedral.
   Un buen día, a uno de los asiduos visitantes al lugar, el periodista Leandro García, se le
FOTO: Ismael Francisco
ocurrió poner su nombre en una de las paredes de la bodeguita y posteriormente otras destacadas personalidades imitaron ese gesto. Fue así como las paredes del restaurante fueron llenándose de rúbricas de diversos tamaños y variedad caligráfica.
   Entre las múltiples firmas de destacadas personalidades aparecen las de Pablo Neruda, Agustín Lara, Brigitte Bardot, Ignacio Villa (Bola de Nieve), Ernest Hemingway, y Salvador Allende.
   Feliz Ayón era el director de una editora habanera que va a vivir al lado de Casa Martínez, donde empieza a realizar comidas con sus clientes y amigos. Las comidas tienen éxito, era la típica comida criolla, y en 1948 el establecimiento da paso a la actual Bodeguita del Medio.
   La ubicación de las sedes ministeriales en La Habana Vieja hacía que hubiera demanda
FOTO: Ismael Francisco
de establecimientos de comidas y aunque la Casa Martínez normalmente no las servía acabó por hacerlo.
   En 1949 entra como cocinera Silvia Torres, "la china", que convertiría su arte de cocinar en un negocio de éxito. El 26 de abril de 1950 se inaugura oficialmente la Bodeguita del Medio.
   En la actualidad hay establecimientos con el mismo nombre en otra lugares del mundo tales como Argentina, Bolivia, México, Colombia, Venezuela, Alemania, Inglaterra o Gijón.

Soneto Dedicado a la Bodeguita del Medio
   Nicolás Guillén, en un soneto dedicado a la Bodeguita del Medio, hizo referencia a las características y el simbolismo de este singular restaurante ubicado en La Habana Vieja.

    “La Bodeguita es ya la bodegona,
    que en triunfo al aire su estandarte agita,
    más sea bodegona o bodeguita
    La Habana de ella con razón blasona.
    Hartase bien allí quien bien abona
    Plata, guano, parné, pastora, guita,
    Mas si no tiene un kilo y de hambre grita
    No faltara cuidado a su persona.
    La copa en alto, mientras Puebla entona
    Su canción, y Martínez precipita
    Marejadas de añejo, de otra zona
    Brindo porque la historia se repita,
    Y porque es ya la bodegona
    Nunca deje de ser La bodeguita”.