miércoles, 12 de febrero de 2014

Santiago Feliú se fue al Cielo (video)

   "La vida es el milagro/ sinceramente amado,/ la culpa de morirse,/ las mentiras, las verdades/ que nos quedan de este lado….." afirmó Santiaguito Feliú en su canción Ay, la vida, sin saber que se iría antes de tiempo, dejándonos como memoria sus canciones que se quedarán eternamente de este lado.
   Con un lirismo particular y su peculiar manera de asumir la guitarra a la zurda, Santiago, murió este miércoles en La Habana a los 51 años víctima de un infarto, dejando un enorme vacío entre sus seguidores dentro y fuera de Cuba.
   Resulta difícil decir adiós a un cantor original, que nos regaló una de las obras más relevantes en el panorama de la canción cubana, que nos habló de futuros inmediatos y que dibujó con la sinceridad de su voz un planeta Cuba.
   El cantautor nació en La Habana el 29 de marzo de 1962, miembro destacado del movimiento de la Nueva Trova, con una presencia notable en la Novísima Trova, autor de canciones inolvidables como “Para Bárbara”, “Vida”, “Ay, la vida” y otras.
   Compartió escenario junto a grandes exponentes de las dos generaciones de trovadores como Noel Nicola, Frank Delgado, Luis Eduardo Aute, Luis Pastor, León Gieco, Silvio Rodríguez, su hermano Vicente Feliú, entre otros.
   Silvio Rodríguez reseñó en su blog SegundaCita, la irreparable pérdida para la música cubana:

Santy
   Suena el teléfono a las cuatro de la mañana y pienso que ojalá sea un equivocado. Desde una conciencia adormecida el instinto de conservación lanza ese pensamiento. Si esa llamada no es error ¿qué buena noticia te pueden dar a las cuatro de la mañana? El instinto no traiciona, no miente, viene de un lugar ignoto pero corta como navaja, porque cuando escucho Aurora y después “cuándo fue”, ya la cabeza está en Vicente, que está en Guatemala, en algún accidente de avión o carretera, en un atentado loco.
   Pero no es avión ni carretera ni atentado ni Vicente. Es Santiago, el más joven, a quien hace una hora se lo llevó un infarto.
Ayer mismo borré la carpeta donde le puse una selección de fotos de su boda. ¿Por qué llevaba días pensando en él?
   Muchas malas palabras se me ocurren. Muchas. “Son tantas, que se atropellan”.

   Santiago Feliú, cuyo cadáver será cremado por voluntad de sus familiares, tenía previsto presentarse el próximo sábado en la Fábrica de Arte, un proyecto cultural inaugurado el martes en La Habana por el músico cubano X Alfonso.