domingo, 9 de febrero de 2014

Grandes poetas de América: Juan Antonio Corretjer, el Poeta Nacional de Puerto Rico (video)

Juan Antonio Corretjer,
Poeta Nacional de Puerto Rico
   A Juan Antonio Corretjer no sólo se le venera como el Poeta Nacional de Puerto Rico, sino también como uno de los más fervorosos defensores de la nacionalidad puertorriqueña e incansable combatiente por el ideal que abrigó desde niño: la independencia para Puerto Rico.
   A esta militancia se entregó recién entró a la adolescencia, inspirado por la influencia de sus progenitores, de su abuelo materno Juan Montes Núñez y de su tío Ramón Montes González.
   Periodista, escritor y poeta una de las figuras más brillantes de la isla caribeña, se le atribuye haber fundado y dirigido más de una docena de periódicos, casi todos semanarios, y revistas. Desde muy temprano se manifiesta en él su preocupación por los intereses de la Patria.
   Nació el 19 de enero de 1985 en Ciales, Puerto Rico. Fueron sus padres Don Diego Corretjer Hernández y Doña María Brígida Montes González. Como muy pocos en la colonia, nació verdaderamente libre.
   Desde su infancia el seno de su hogar fue una escuela de amor patrio. Sus canciones de cuna fueron los versos de José Martí y los cánticos épicos alusivos a la gesta de Juan Ríus Rivera, Máximo Gómez y Antonio Maceo en Cuba.
   De labios de sus familiares escuchó la épica patriótica de la insurrección cialeña cuando el 13 de agosto de 1898 más de seiscientos campesinos declararon a viva voz la independencia de Puerto Rico. En la dirección de ese levantamiento estuvieron involucrados su abuelo Juan Montes Núñez y su tío Ramón Montes. Otros de sus tíos y familiares participaron en diversas tareas organizativas.
   Esta formación política explica por qué siendo un niño encabezaba las manifestaciones de jóvenes que daban gritos de ¡Viva Puerto Rico Libre! y ¡Viva la Independencia de Puerto Rico! en las manifestaciones públicas del Partido Unión de Puerto Rico. Desde muy temprano se manifiesta en él su preocupación por los intereses de la Patria.

El cantautor boricua Roy Brown interpreta Boricua en la Luna, un poema musicalizado de Juan Antonio Corretjer

   Desde su juventud se dedicó por entero a la poesía y la política. En su pueblo natal fundó una agrupación independentista llamada "Sociedad José Gautier Benítez". Se traslada a San Juan y se une al movimiento "noista", movimiento poético de orientación vanguardista. Se inicia profesionalmente en el periodismo en el periódico "La Democracia" en el año 1927.
   Al iniciarse la década de los treinta residió en Ponce, en donde publica sus dos primeros poemarios Agueybaná, en el año 1932, y Ulises, en el año 1933
   Mientras cumplía sentencia en Puerto Rico, publica en San Juan dos nuevos libros de versos en el año 1937: "Amor de Puerto Rico" y "Canto de guerra".
   Al quedar en libertad, residió en Nueva York en donde fundó el periódico "Pueblos Hispanos" que dirigió durante el período 1943-1945. Seguidamente, viajó a Cuba, donde conoció a quien sería su esposa y compañera por el resto de sus días, Consuelo Lee Tapia.
   Además de haber sido una de las figuras más brillantes de Puerto Rico, a Juan Antonio Corretjer se le atribuye haber fundado y dirigido más de una docena de periódicos, casi todos semanarios, y revistas, además del antes mencionado. Por ejemplo, estuvo al frente de los rotativos ¡Adelante!, Bandera, El Boricua, Pabellón, Prieto y puya.
   A raíz de su regreso definitivo a Puerto Rico, ingresó al entonces recién creado Movimiento Pro Independencia encabezado por Juan Mari Bras y al Movimiento de Acción Unitaria. Y, al asumir la presidencia de la Liga Socialista Puertorriqueña el 2 de enero de 1962, creó "El Correo de la Quincena" y "El Socialista", los dos órganos oficiales de dicha colectividad.
   Ingresa en el Partido Nacionalista y llega a ser delegado de dicho partido en el extranjero. Complicado en el brote revolucionario nacionalista, a mediados de la década de los treinta, sufre encarcelamiento en San Juan y luego en la penitenciaría federal de Atlanta (Georgia).
   Luego de su regreso a Puerto Rico fue miembro del Movimiento Pro independencia, y de la Acción Patriótica Unitaria. Luego fundó la Liga Socialista y la presidió hasta su muerte.
   Entre los años 1953 a 1960 publica sus obras "Contestación al miedo" (1954), "Don Diego en el Cariño" (1956), "Yerba bruja" (1957) y "Distancias" (1957). A finales de esa década continúa su lucha de carácter antillano al apoyar la revolución contra la dictadura de Fulgencio Batista.
   Colabora estrechamente con el Movimiento 26 de Julio hasta el triunfo de la Revolución. Viaja a Cuba en 1959 y allí nace su amistad con Ernesto Che Guevara.
   Desde Cuba parte a Centro y Sur América a buscar apoyo a la causa de independencia de Puerto Rico. Estando en Venezuela participa destacadamente en el Segundo Congreso Pro Libertad y Democracia. Su peregrinaje le permitió iniciar amistad con la intelectualidad más prestigiosa de América Latina, incluyendo a Rómulo Gallegos.
   Para esta fecha realiza trabajo antiimperialista en América Latina junto a Salvador Allende, de Chile; Ricardo Alarcón, de Cuba; Jovito Villalba y José Herrera Oropeza, de Venezuela; Cheddi Jagan, de Guyana y otros destacados líderes.
   Por gestiones de Corretjer y un grupo de amigos se logra que varios ex presidentes de países latinoamericanos suscribieran un pronunciamiento público apoyando la independencia de Puerto Rico. Lo firmaron figuras internacionalmente reconocidas como José María Velazco Ibarra, de Ecuador; Wolfgang Larrázabal, de Venezuela; Juan José Arévalo, de Guatemala y Lázaro Cárdenas, de México.
   Al regresar a Puerto Rico apoya la creación del Movimiento Pro Independencia (MPI) y en su seno defiende la huelga electoral como arma de lucha política. De esta forma mantiene la tradición revolucionaria defendida por Ramón Emeterio Betances y Pedro Albizu Campos. Se retira del MPI tan pronto esta organización decidió en su primera fase que cada uno de sus miembros en forma opcional podía apoyar o no apoyar las elecciones coloniales.
   Desde 1961 estará viajando a las Naciones Unidas para participar en las deliberaciones sobre el caso colonial de Puerto Rico. Entre 1961 y 1963 participará como portavoz de Acción Patriótica Unitaria en esta gestión internacional.
   En 1962 es arrestado en México porque el presidente Kennedy visitaba la ciudad capital y por tal razón "ningún independentista puertorriqueño podía estar suelto por las calles de México". Después de su excarcelación el gobierno mexicano ordena su deportación.
   De regreso a Puerto Rico organiza la Liga Socialista y continúa presidiendo o militando en comités que laboran contra el Servicio Militar Obligatorio, impuesto por Estados Unidos en Puerto Rico, contra la usurpación de las tierras viequenses en poder de la Marina de Guerra Norteamericana, contra la explotación minera y contra el plebiscito colonial efectuado en 1967.
   En 1968 es acusado junto a su compañera Consuelo Lee y otros compañeros de la Liga Socialista por conspiración. En 1969 nuevamente son procesados con los mismos cargos. En 1970, tanto él como su esposa, sufren un atentado contra sus vidas. Después de este atentado son encarcelados en junio de 1971 junto a otros compañeros por los cargos presentados desde el 1969.
   A pesar del largo proceso judicial se mantiene trabajando en las luchas políticas y culturales. En 1970 publicó el ensayo histórico La historia que gritó en Lares y el poemario Canciones de Consuelo que son canciones de protesta.
   Posteriormente, entre 1972 y 1976 publica las obras de poesía Construcción del Sur, Aguinaldo escarlata, Para que los pueblos canten, entre otros. En 1977 publica su obra Paso a Venezuela.
   Falleció el 19 de enero de 1985 en Río Piedras, Puerto Rico.

Con información tomada del sitio digital EcuRed