jueves, 20 de febrero de 2014

Ofensa


Esto no tiene justificación, esto es una vergüenza. Los que han quemado esta bandera cubana, ¿tienen idea de lo que están quemando? Están quemando el símbolo de un país, que es lo mismo que aborrecer a un pueblo, a su tradición y a su cultura, a su historia… Si piensan que están protestando contra un gobierno, contra un sistema, contra una alianza; se equivocan. Un país es más que un gobierno, que un sistema, que una alianza. Mucho más doloroso es que esa bandera la hayan quemado en una nación latinoamericana, en una nación hermana, en Venezuela… Si no quieren que miles de médicos cubanos sigan atendiendo a millones de venezolanos, protesten, es su derecho. Pero no ofendan a un país completo. Vivo orgulloso de un pueblo —mi pueblo— que no quema banderas, ni siquiera la de sus adversarios.

Tomado del blog MicroCRÓNICAS, del periodista cubano Yuris Nórido