miércoles, 24 de septiembre de 2014

Enrique Encinosa: Periodistas corruptos en Miami en el caso de los Cinco antiterroristas cubanos (V)



Enrique Encinosa
  Cuba, la isla infinita comparte con sus lectores, una serie de trabajos publicados en el sitio digital de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), donde se revelan los resultados de investigaciones que ponen al descubierto esta sucia campaña mediática contra los Cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos, donde sus protagonistas fueron los representantes de esa mal llamada “prensa libre”, subordinada hasta el tuétano a los intereses más repugnantes del Imperio, en su afán por destruir la Revolución Cubana.

Amigo cercano de Posada Carriles en la nómina de pagos de Washington

Enrique Encinosa era comentarista y reportero de noticias de una emisora de extrema derecha de Miami, desde la cual atizó la histeria anticubana durante el juicio a los Cinco

   El  gobierno  de  Estados  Unidos  empleó  a  Enrique  Encinosa  durante  el  juicio  contra  los  Cinco  cubanos,  y le pagó  $5,200.00  durante  ese  período.  Al  mismo  tiempo,  era  comentarista  y  reportero  de  noticias  de  Miami  WAQI,  estación  de  radio  de  extrema  derecha,  con  50,000  vatios  de  potencia.

   Tanto  en  Miami  WAQI  como  en  la  WQBA  1140  AM,  otra  radio  de  derecha  miamense  donde  Encinosa  tenía  un  programa  semanal,  este  periodista  realizó  constantes  comentarios  para  atizar  el  clima  de  rechazo  a  las  acciones  antiterroristas  realizadas  por  los  Cinco  cubanos,  y  trabajaba  como  comentarista  secretamente  para  Radio  Martí,  emisora  gubernamental.

   Según  su  propio  testimonio  Encinosa  participó  en  acciones  paramilitares  contra  la  Revolución  cubana  en  la  década  de  1960  y  abiertamente  llamó  a  los  ataques  terroristas  dentro  de  Cuba  a  finales  de  la  década  de  1990,  a  través  de  transmisiones  en  vivo  desde  una  estación  de  radio  clandestina  con  sede  en  Miami que  él  operaba  con  otros  individuos.

   Este  individuo  tiene una  estrecha  relación  con  las  más  violentas  y  peligrosas  organizaciones  terroristas  en  Miami.  En  noviembre  de  1996  fue  el  orador  principal  en  la  inauguración  de  un  campo  de  entrenamiento  paramilitar  de  la  organización  terrorista  Alpha  66, y  se  jacta  de  su amistad  con  el  terrorista  Luis  Posada  Carriles  y  su  apoyo  para  el  cómplice  terrorista  de  Posada,  Orlando  Bosch.

   Con  la  propaganda radial  de  Encinosa  a  favor  del  terrorismo  contra  Cuba  y  un pasado terrorista,  el mismo  del  que todavía  se  jacta  hoy  en  día,  Encinosa  tenía un  motivo  claro  para  trabajar  por asegurar  la  condena  de  los  Cinco  cubanos.

    Los  Cinco  estuvieron  manteniendo  un  ojo  vigilante  sobre  el  terrorista  Orlando  Bosch  en  Miami,  que  fue  responsable  de  numerosos  atentados  en  esa  ciudad,  y  fue  un  autor  intelectual  de  la  voladura  del  avión  de  Cubana  de  Aviación  el  6  de  octubre  de  1976,  en  el  que  murieron  73  personas.  Su  cómplice  en  el  atentado  de  Cubana  de  Aviación  y  otros  delitos  fue  Luis  Posada  Carriles.  Mientras  que  los  Cinco  estaban  en  Miami  tratando  de  prevenir  el  terrorismo,  Posada  Carriles  estaba  pagando  a  mercenarios  para  colocar  bombas  en  varios  hoteles  de  La  Habana  en  1997.  Una  de  esas  bombas  mató  al  turista  italiano,  Fabio  Di  Celmo,  cuando  estaba  en  el  Hotel  Copacabana  en  La  Habana,  el  4  de  septiembre  de  1997.

   Encinosa,  un  amigo  cercano  del  terrorista  Posada  Carriles,  comentó  sobre  los  atentados  a  los  hoteles,  en  2005,  mientras  era  entrevistado  para  una  película. Personalmente  considero  que  es  un  método  aceptable.  Es  una  forma  de  dañar  la  economía  turística.

   Encinosa  es un  ejemplo  más  de  cómo  el  derecho  al  Debido  Proceso  de  los  Cinco  fue  irreparablemente  dañado  desde  el  principio,  y  por  qué  deberían  ser  liberados  inmediatamente.

   El  empleo  de  Encinosa  por  el  gobierno  de  EE.UU.  durante  el  juicio  de  los  Cinco  Cubanos,  fue  descubierto  por  primera  vez  en  2009,  a  través  de  documentos  entregados por  el  Gobierno  Federal,  a  solicitud  del  Comité  Nacional  para  la  Libertad  de  los  Cinco  cubanos,  en  ejercicio  de  la  Ley  de  Libertad  de  Información.  El  Comité  Nacional  actualmente  tiene  otra  solicitud  por  la  Ley  de  Libertad  de  Información  (FOIA),  a  la  Mesa  Directiva  de  Transmisiones  (Broadcasting  Board  of  Governors  ( BBG) para  obtener  las  grabaciones  del  programa  radial  de  Encinosa  en  Radio Martí.

LO QUE DICE LA DECLARACIÓN JURADA DEL ABOGADO MARTIN GARBUS

   En el caso de Enrique Encinosa, otro connotado terrorista y que fue de los “periodistas” pagados por el gobierno de Estados Unidos durante el proceso, el juicio y posteriormente las condenas excesivas de cárcel contra los Cinco luchadores antiterroristas cubanos, la Declaración Jurada del abogado de Gerardo Hernández Nordelo (31 de agosto de 2012), le dedicó varios párrafos:

   47.  (…) Enrique Encinosa, el autor de “Cuba, The Unfinished Revolution” (Cuba, la revolución inconclusa), que defiende la colocación de bombas en los hoteles cubanos y glorifica a Luis Posada, fue contratado por el Gobierno estadounidense mientras trabajaba como comentarista principal e “independiente” en la  WAQI, poderosa estación de derecha de Miami que transmite en español. 
   En una entrevista de radio a través de Internet. Encinosa se vanaglorió del hecho de que: ̈Llegué a los Estados Unidos en 1961 y formé parte de las organizaciones paramilitares anticastristas  a los 16 años.  De joven, participé en varias operaciones militares y clandestinas en Cuba.  Participé a capa y espada en las operaciones clandestinas...”.  La entrevista se realizó en el 2010.


48. Durante el juicio,  Encinosa tenía un programa regular en la WQBA y también en la“Radio Mambí” de la WAQI”, la estación de 50,000 vatios de Miami, en los que con frecuencia hacía comentarios sobre  el arresto y juicio del Peticionante (Gerardo Hernández Nordelo).  Se nos ha informado que recibió $5,200  por presentar un programa semanal del Gobierno del 1 de octubre de 2000 al 30 de septiembre de 2001.  No sabemos cuánto más recibió ni si Radio Mambí, WAQL también recibió fondos del Gobierno.

49. En el 2005, en una entrevista para el documental titulado “653 formas de matar a Castro”, Encinosa apoyó la explosión de bombas en los hoteles de La Habana en 1997, una de las cuales mató al turista italiano Fabio Di Celmo. 
   En el documental, Encinosa dice: “Personalmente considero que es un método aceptable.  Es una forma de dañar la economía turística.  El mensaje que usted, que uno trata de enviar es que Cuba no es un lugar seguro para los turistas.  Por tanto, si Cuba no es un lugar seguro para los turistas porque estallan unas cuantas ventanas en los hoteles, no hay problema”.

50. Los agentes pagados por el Gobierno participaron en otras actividades clandestinas y, a veces, en actividades encubiertas e ilegales.  Por ejemplo, Encinosa fue copresentador en “La voz de la resistencia”,  una emisión de onda corta clandestina en Miami. La estación transmitía hacia Cuba semanalmente y Encinosa instaba a los radioyentes a lanzar ataques violentos contra los objetivos económicos y abogaba por el asesinato de ciudadanos cubanos.  
   Tan significativo como la propia naturaleza clandestina de la estación, es lo que nos dice sobre las motivaciones e intenciones del presentador y de nuestro Gobierno, así como su opinión de que la ley debe ser violada para promover sus fines.  Ello sugiere que los propagandistas también podrían haber  estado violando leyes que prohíben a las agencias gubernamentales, como la CIA, involucrarse en actividades de inteligencia internas.

51. En una entrevista publicada el 21 de septiembre de 1998 en El Nuevo Herald, pocos días después del arresto del  Peticionante, Encinosa, ahora citado como experto en materia de inteligencia, afirma que los arrestos se produjeron porque la Inteligencia estadounidense “ha detectado o tiene indicios de que la información [supuestamente obtenida por el  Peticionante y los demás acusados] proviene de organizaciones terroristas fuera de los Estados Unidos”. Olance Nogueras, el autor del artículo, “presenta” a Encinosa como un experto en materia de inteligencia.  Él también recibió dinero del Gobierno.

52. El dinero del Gobierno se utilizó no solo para publicar de forma encubierta artículos engañosos, sino también para violar deliberadamente las órdenes del Tribunal y deliberadamente dar información a los miembros del jurado, que el Tribunal había establecido no debían ser escuchadas por estos.   Por ejemplo, después que el Tribunal apoyó una objeción de la defensa y excluyó la evidencia para que el jurado no la escuchase, la misma información fue dada a conocer públicamente, mediante el uso, creemos, de fondos del Gobierno.

(En los PDF del Comité Nacional por la Libertad de los Cinco –en español e inglés—aparece este texto)