martes, 30 de septiembre de 2014

Armando Pérez Roura: Periodistas corruptos en Miami en el caso de los Cinco antiterroristas cubanos (XI)



Armando Pérez Roura
  Cuba, la isla infinita comparte con sus lectores, una serie de trabajos publicados en el sitio digital de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), donde se revelan los resultados de investigaciones que ponen al descubierto esta sucia campaña mediática contra los Cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos, donde sus protagonistas fueron los representantes de esa mal llamada “prensa libre”, subordinada hasta el tuétano a los intereses más repugnantes del Imperio, en su afán por destruir la Revolución Cubana.

El locutor y periodista Armando Pérez Roura, examigo de Batista, no podía faltar

   Es conocido en Miami por sus programas radiales y sus opiniones extremistas que a menudo defienden la violencia contra cualquier persona que favorece el diálogo y las relaciones normales con Cuba

   Armando Pérez Roura era —y es —director de la emisora derechista WAQI “Radio Mambí”, y colaborador de Radio Martí, propiedad del gobierno de los Estados Unidos, desde hace muchos años. Durante el juicio la defensa desconocía la relación de Pérez Roura con Radio Martí.

   Pérez Roura era un partidario de Fulgencio Batista para el cual trabajó en el Palacio Presidencial como locutor. Se exilió en 1969 y se unió a la organización contrarrevolucionaria y violenta Alpha 66.

   También fue corresponsal de la organización CORU, dirigida por el terrorista Orlando Bosch. Después de salir de Cuba, Pérez Roura se desempeñó como director en WRYZ “Radio Centro”, adquirida por la CIA para transmitir a Cuba.

   Uno de sus programas regulares en la emisora WAQI, “Tome Nota”, es también transmitido por Radio Martí de manera regular, ya por muchos años.

   Pérez Roura es conocido en Miami por sus programas radiales y sus opiniones extremistas que a menudo defienden la violencia contra cualquier persona que favorece el diálogo y las relaciones normales con Cuba.

   “Vamos a cortar la cabeza de Fidel ... Y vamos a ajustar cuentas con los que han estado a favor de un diálogo con el régimen de Castro.”

   El trabajo de Pérez Roura con Radio Martí y sus agresivos ataques contra los Cinco cubanos desde una de las más poderosas estaciones en español de Miami, lo convirtieron en un activo agente del gobierno de EEUU. dedicado a condenar a los Cinco frente a la comunidad de Miami antes y durante el juicio.

   Con 24 horas de programación y 50,000 vatios de poder, WAQI ha estado a disposición de Radio/TV Martí cada vez que esta la ha necesitado. Enrique Encinosa es otro periodista —y terrorista—en WAQI que recibió pagos del gobierno de los EEUU durante el juicio.

   El artículo de Pérez Roura “Los espías de Castro”, apareció en el Diario Las Américas el 7 de enero del 2001, y como es característico de su autor, está escrito en un tono amenazante. Fue publicado durante el período del juicio —enero y febrero—cuando las muertes de los pilotos de Hermanos al Rescate recibieron una cobertura muy emocional.

   “Algún día, he proclamado en infinidad de ocasiones, cuando termine la pesadilla, el mundo entero se sorprenderá cuando sepa que Castro gastó cientos de millones de dólares por mantener ese gigantesco aparato de crímenes y otras atrocidades. Por eso debemos estar atentos al juicio contra estos espías, donde se está enseñando sólo una ínfima parte de lo que saben las agencias de seguridad de los EE.UU.

   “Los elementos que hasta el presente han campeado por sus respetos, sufrirán ahora el enfrentamiento con la ley. (... ) El criminal derribo de los aviones de Hermanos al Rescate, y la forma en que recibieron el premio por el cobarde asesinato múltiple, al ser ascendidos en sus cargos, hieren los sentimientos de hasta los más indolentes. Por eso también, el asesinato de los muchachos sobre aguas internacionales, no puede quedar impune. Ni su autor, Fidel Castro, ni aquéllos que informaron al régimen (como le ordenaron sus jefes), deben quedar sin el castigo merecido”.

   Esto apareció en un periódico de Miami, en medio del juicio a los Cinco, bajo la firma de Pérez Roura, un cavernícola que también estuvo entre los periodistas pagados por el gobierno de Estados Unidos.

(En los PDF –en español e inglés- del Comité Nacional por la Libertad de los Cinco, de Estados Unidos, se encuentra este texto)