martes, 29 de octubre de 2013

Nuevamente en el banquillo de los acusados el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba



   Este 29 de octubre, una vez más el mundo discutirá sobre el criminal bloqueo económico, comercial y financiero que desde hace más de medio siglo el gobierno de Estados impone a Cuba, con el único fin de estrangular por hambre a su pueblo, por el imperdonable delito de decidir soberanamente construir una sociedad socialista en las mismas narices del Imperio.
   Por esa cruel y unilateral decisión imperial, Cuba continúa sin poder exportar e importar libremente productos y servicios hacia o desde los Estados Unidos, y no puede utilizar el dólar norteamericano en sus transacciones financieras internacionales o tener cuentas en esa moneda en bancos de terceros países. 
   Tampoco se le permite tener acceso a créditos de bancos en Estados Unidos, de sus filiales en terceros países y de instituciones internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Interamericano de Desarrollo.
   El daño económico ocasionado al pueblo cubano por la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba hasta diciembre de 2011, considerando la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, asciende a un billón 66 mil millones.

   El bloqueo continúa siendo una política absurda, obsoleta, ilegal y moralmente insostenible, que no ha cumplido, ni cumplirá el propósito de doblegar la decisión patriótica del pueblo cubano de preservar su soberanía, independencia y derecho a la libre determinación; pero genera carencias y sufrimientos a la población, limita y retarda el desarrollo del país y daña seriamente la economía de Cuba. Es el principal obstáculo al desarrollo económico y social de la Isla.
   Hoy, el mundo discutirá nuevamente sobre esta criminal medida que Washington se empecina en mantener, aun contra la voluntad de millones de seres humanos en todo el mundo que la rechazan por ilegal y cruel.