martes, 8 de octubre de 2013

Comandante Ernesto Ché Guevara: el redentor




El redentor

Te clavaron sobre la cruz de América
pero tu carne desbordaba toda orilla,
no hay madera en el mundo para asir tu cuerpo,
tu sangre salpicó la cruz del sur,
tuvo que ir Dios a lavar cada estrella en vano,
lloverá sobre la tierra eternamente,
siete clavos de pólvora te pegaron al tiempo,
uno en el corazón para que tengamos fuego siempre.
Idearon nuevos martillos para este calvario,
hubo yanquis romanos, nuevos Pilatos, Judas diversos,
ya no podrán comer, dormir, la tierra se ha envenenado para ellos,
tu mirada azul, tu mirada América como un reflector terrible
los perseguirá hasta el fin, hasta la última caza
en los ojos violentos de cada fusil nuestro,
el corazón mundial del nuevo redentor
que tuvo una sola mejilla para hacer la guerra.
Caíste escupiendo el rostro de la esclavitud por última vez,
Ernesto amor, Cristo Guevara, Ché salvador,
hijo del hombre, la libertad y el espíritu en armas,
padre de Dios que vendrá en las gaviotas,
tu cruz seguirá ahí, revolucionaria, espléndida,
sus puntas enrojeciendo los océanos,
la cruz del sur y el sur crucificado,
los milenios y milenios de esta América en jirones
que libraremos de los clavos con balas floridas
porque has resucitado.

Julio Huasi