sábado, 15 de noviembre de 2014

Tribunal rechaza demanda de Alan Gross contra el gobierno de Estados Unidos



Alan Gross cumple 15 años de cárcel en Cuba por actividades ilegales
   El tribunal de apelaciones del Distrito de Columbia denegó una demanda de 60 millones de dólares, interpuesta por el estadounidense Alan Gross, condenado en Cuba a 15 años de cárcel por actividades desestabilizadoras contra el estado cubano.

   Gross demandó al gobierno estadounidense en noviembre de 2010, por no haberle alertado debidamente de los peligros que corría con su labor ilegal dentro de la isla, según comentaron fuentes judiciales.

   El tribunal que analizó la demanda tomó en consideración una sentencia anterior emitida por un juez federal, que considera que el gobierno de Estados Unidos tiene inmunidad, porque los supuestos daños que Gross sufrió, se produjeron fuera del territorio nacional.

   La demanda por supuesta negligencia del gobierno de Estados Unidos, también se radicó contra la empresa Development Alternatives Inc (DAI), para la que trabajaba Gross como subcontratista.

   En su reclamo, Gross alegó que ni DAI ni Washington le proporcionaron instrucción adecuada para su protección y que rehusaron sacarlo de Cuba después de que él expresara preocupación sobre los peligros de su asignación.

    Alan Gross fue arrestado en Cuba, en diciembre de 2009, vinculado a operaciones desestabilizadoras dirigidas por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

   Tanto el Departamento de Estado estadounidense, como la familia de Gross, alegan que este viajó a Cuba para ayudar a los miembros de la comunidad judía de La Habana, a conectarse con otras comunidades judías del mundo”.

   No obstante, la misma comunidad judía de La Habana contradijo la versión oficial de Estados Unidos y de la familia Gross, afirmando que ni conoce, ni tuvo contactos con el subcontratista de la USAID en sus viajes a la isla.



   “Es lamentable […].Lo más triste es que se haya querido involucrar a la comunidad judía en Cuba, que es totalmente ajena”, comentó Adela Dworin, presidenta del Templo Beth Shalom, en la Habana.

   En un reciente editorial publicado por el influyente diario estadounidense The NewYork Times, se reconocieron las acciones ilegales cometidas por Gross en Cuba, y abogó por un intercambio de este, por los tres antiterroristas cubanos que aun guardan injusta prisión en Estados Unidos desde 1998.