sábado, 8 de noviembre de 2014

Revista Time resalta cooperación médica cubana para combatir el ébola



   Un reciente artículo publicado por la revista Time, reconoció que el internacionalismo médico cubano es una prioridad nacional en la isla, y por eso Cuba está singularmente preparada para combatir la epidemia del virus del Ébola.

   El artículo, que se difundió esta semana en el sitio digital de la influyente revista estadounidense bajo el título Why Cuba Is So Good at Fighting Ebola? (¿Por qué Cuba es tan buena en lucha contra el Ébola?), destacó el heroísmo de la Mayor de las Antillas, al convertirse en la primera nación que envió cientos de trabajadores de la salud a África Occidental.

   Subraya además que, a pesar de no ser un país rico, Cuba es una de las naciones más comprometidas, cuando se trata de la implementación de médicos a las zonas de crisis.

   El artículo firmado por la periodista Alexandra Sifferlin, resalta que Cuba ha ofrecido más de 460 médicos y enfermeros a África Occidental, y en la actualidad, 165 de ellos están trabajando allí, bajo la dirección de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Más de 50 mil trabajadores de la salud de Cuba están trabajando en 66 países de todo el mundo, destaca la revista Time.

   Sifferlin apunta en su artículo que el sistema de respuesta a las crisis mundiales, instituido por el gobierno cubano a sus servicios de salud, solo se comparan con los programas de la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras. “Cuando los médicos cubanos se gradúan, se les da la oportunidad de ser voluntarios para ser llamados para misiones médicas, o catástrofes naturales”, señala la revista Time.

   El texto cita al  co-fundador de la Cooperación de Educación Médica con Cuba (Medicc),  Gail Reed, quien explica que esto es algo integrado en la psiquis de los médicos y enfermeras cubanos, de que cada uno de ellos es un servidor público.

   "Viene de un compromiso para que la atención de la salud sea un derecho universalmente aceptado", sostiene Reed.

   Time recuerda que más de 23 mil médicos de comunidades de bajos ingresos en 83 países (incluso de Estados Unidos) se han graduado de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), que radica en Cuba, y cerca de 10 mil están matriculados actualmente.

   "No hay muchas escuelas fundadas en la creencia de que las personas pobres pueden llegar a ser médicos, servir a su comunidad y ser parte de la solución", enfatizó Reed.

   La revista, que se publica en varios idiomas y que circula desde 1923, apunta que no sorprende que el liderazgo de Cuba en la actual campaña contra la epidemia del virus del Ébola, se convirtiera en un tema de discusión política dentro de Estados Unidos.

   Señala que los líderes del Partido Republicano se enojaron que un funcionario estadounidense de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), participara recientemente en Cuba en una reunión sobre el tema del Ébola.

   Reconoce también que Cuba, a través de sus prestaciones médicas por el mundo, gana prestigio por su buena voluntad y espíritu de cooperación.

   Cita además a Robert Huish, profesor asistente de estudios de desarrollo internacional en la Universidad de Dalhousie, en Canadá, quien afirma que  "el hecho de que Cuba es el único otro país, además de Estados Unidos, que contribuye con recursos humanos a la crisis del ébola, en una gran forma de crear un enorme capital político internacional, sobre todo cuando la mayoría de los países no están dispuestos a enviar a su gente al centro de la calamidad”.

   Time destaca que el modelo cubano tiene un mensaje para la comunidad internacional, y es que se puede trabajar para mejorar la salud en cada país, y que la preparación constante es más sostenible que ser atrapado por una crisis.

   Los grupos de ayuda como la Cruz Roja y Médicos Sin Fronteras han estado pidiendo más profesionales de la salud para contribuir en la zona afectada, y hasta ahora, -concluye el artículo de Time-, Cuba es el único país bien preparado para responder a esa llamada.