lunes, 5 de mayo de 2014

Yemayá lloró por Juan Formell, afirma Mayito Rivera, desde Alemania



Juan Formell y el excantante de Los Van Van, Mayito Rivera
   Mi tristeza es infinita, aun me resisto a creerlo. Para mí, vive cada día, no tengo la menor duda que Juan Formell, anda siempre por nuestros caminos. Nos dejó valiosas enseñanzas y una obra musical llena de vida e incalculable valor cultural, generaciones de hoy y del futuro deberán estudiar y aprender todo el hermoso patrimonio cultural que siempre estará presente en cada cubano.
   Gracias Juan Formell por haberme brindado tanta confianza y la oportunidad de pertenecer a tu mundo musical: un paraíso, un reino lleno de historia y de honor.
   Sobre todo Gracias te doy siempre porque hace dos años me brindaste la oportunidad de andar por mí mismo. Tú sabias que lo necesitaba y sé que tu querías que lo hiciera. Jamás olvidaré tantos buenos momentos vividos a tu lado y cuanto aprendimos todos de tu maestría artística.
   Lamento no haber estado presente cuando todos te daban el último adiós, pero sabes, como mil veces sucedió antes, que la tarima y el concierto no pueden parar y la mejor forma de honrarte fue cantando tus canciones al mismo tiempo aquí en Europa donde miles de personas te aplaudían y también te lloraban y junto a mí, al tiempo que coreaban tus canciones.

   Tus canciones, las mejores canciones del mundo. Las que escribiste tú, las que tú nos
regalaste también, al mismo tiempo dándonos la dicha. Con tu obra, nos pusiste el mundo a los pies y nos convertimos en la voz de tu alma. Hermosas creaciones que salieron de ti, hermosas canciones que llevaré y defenderé en mi voz hasta mi misma muerte, porque no dejaré de cantar tu obra. Todo lo que escribiste hoy forma parte del patrimonio universal de la humanidad y hoy resuenan como campanas que se escuchan lejos y llegan a todos los rincones del mundo.
   ¡Gracias mil veces Juan Formell! sabes cuánto te admiro, cuánto te respeto y cuánto te quiero.
   Por último, decirte que, aquella tarde del 12 diciembre de 2013 me devolviste la fe. Aquel abrazo tan sincero fue mi medalla verdadera, me hizo sentir haber ganado el más grande premio que existe. El cariño de un padre para su propio hijo.
   Ese abrazo lo dice todo, lo comparto con ustedes para que no quepa margen a la duda: ...

Hoy está crecido el mar

No es que la marea suba por un hecho natural

Es que llora Yemayá

Llora por Juan Formell

Que hoy en el cielo está

A colona oh yaree

El abrazo del maestro.

El abrazo del padre

El abrazo sincero y noble

El abrazo de Juan Formell



Gracias por todo



Que Dios te guarde en su reino