viernes, 30 de mayo de 2014

Es hora de iniciar un nuevo capítulo en las relaciones Cuba-EEUU, afirma Thomas J. Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos



    “Es hora de iniciar un nuevo capítulo en las relaciones EEUU-Cuba: el momento de empezar es ahora”, dijo en una Conferencia Magistral en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, Thomas J. Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.
   Ante estudiantes, académicos y otros invitados, Donohue hizo votos para que, como mismo se estén produciendo cambios en la economía cubana, comience un período de transición en las relaciones entre los dos países.
   “Sobre la base de lo que hemos visto -dijo- consideramos que este período de transición en el sistema económico (de Cuba), será también posiblemente de transición en nuestras políticas, y es muy prometedor para ambos países.”
   “La Cámara de Comercio piensa que ya es hora de eliminar las barreras políticas de larga data“, aseguró.
   A su conferencia magistral asistieron el Ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, y el Rector de la Universidad de La Habana, Dr. Gustavo Cobreiro Suárez.

   El Director del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos, Dr. Jorge Hernández, presentó a Donohue con detalles de la biografía del norteamericano, que generó una broma del conferencista antes de la presentación que tenía preparada: “Parece mi obituario”.
   Donohue reconoció en el Aula Magna que su organización ha hecho serios esfuerzos en estos años por lograr que el gobierno de EEUU levante las sanciones contra la isla, impuesta desde hace más de medio siglo para generar un “cambio de régimen”.
   Reconoció que durante muchos años “las relaciones entre nuestros países han estado marcada por las diferencias y atadas a su pasado. No tiene por qué ser así. Es hora de iniciar un nuevo capítulo”.
   “Las reformas que hemos observado en este país (…), pueden influir positivamente en la vida de sus ciudadanos. Esperamos que continúen y alentamos a que se extiendan. Las empresas de la economía mundial con certeza valorarán esto”, reconoció Donohue, que ya había ofrecido en 1999 otra conferencia en el Aula Magna, por donde también ha pasado en dos oportunidades el ex Presidente James Carter.
   Dijo que la recuperación de las relaciones entre los dos países podría darle a las nuevas generaciones de cubanos y estadounidenses “la oportunidad de conocerse, de aprender unos de otros, de hacer negocios juntos, de prosperar juntos y de ayudarse en calidad de amigos y vecinos”.
   Reconoció que la Cámara de Comercio ha sido una defensora bastante agresiva del levantamiento del bloqueo y del establecimiento de las relaciones entre los dos países, y dijo estar convencido de que “hay muy buenos negocios en los que se pudiera invertir en la Isla”.
   “Cuba es segura para la inversión no solo para los ciudadanos de Estados Unidos -estamos a 90 millas-, sino para todo el mundo, teniendo en cuenta los cambios que están teniendo lugar”, afirmó.
   Añadió que “esperaba que otros estadounidenses (además de los cubano-americanos) puedan venir y asegurarse de cuántas cosas compartimos”.
   El presidente Barack Obama “podría dar pasos adicionales para facilitar el aumento de los viajes entre las dos naciones, podría crear nuevas vías para la importación y exportación de bienes y servicios en varias áreas, comenzando por el nuevo sector privado en Cuba, podría expandir la diplomacia entre nuestros gobiernos y promover el tipo de intercambio personal entre ciudadanos”.
   Cuba, añadió, “debería extender y acelerar sus reformas económicas porque son beneficiosas para el pueblo cubano”.
   Ante una pregunta que le hiciera la periodista del diario Granma, Dalia González, de cuánto más podría durar el bloqueo, contra el cual se han pronunciado la mayoría de los países del mundo y también la poderosa Cámara de Comercio de los EEUU, Denohue  respondió: “Depende de cuánto pudiéramos comunicarnos”.
   En los dos días de visita a Cuba, el líder de la Cámara de Comercio ha visitado varias cooperativas, la Zona de Desarrollo del Puerto del Mariel y se ha reunido con trabajadores del sector cuentapropista, como parte de la primera misión comercial de su tipo a Cuba en 15 años.

(Tomado de Cubadebate)