martes, 13 de mayo de 2014

Presidente uruguayo reclama a Obama libertad de los antiterroristas cubanos



presidenmte uruguayo José Mujica (izq) conversa con Barack Obama
   El presidente de Uruguay, José Mujica, pidió a Obama que haga esfuerzos para negociar la liberación de los tres cubanos del grupo conocido como "Los Cinco".El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo que el gobierno de Barack Obama está en capacidad de mejorar las relaciones con Cuba.
   El presidente uruguayo, José Mujica, pidió a su homólogo estadounidense, Barack Obama, que haga esfuerzos por la liberación de los tres cubanos del grupo conocido como “Los Cinco” que siguen presos en EE.UU.
   “Pienso que este Gobierno (estadounidense) es el más maduro para mejorar la relación con Cuba”, dijo Mujica a los periodistas poco después de reunirse en la Casa Blanca con Obama.
   Mujica dijo que aprovechó el encuentro para pedirle a su homólogo estadounidense por los integrantes del grupo de “Los Cinco”, como se conoce a los agentes en Cuba que fueron condenados a penas de entre 15 años y dos cadenas perpetuas en EE.UU.
   Dos de ellos han quedado en libertad, pero el caso de los tres restantes y el del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de prisión en Cuba por “actividades subversivas”, se han convertido los últimos años en uno de los principales focos de tensión entre ambos países.

   Mujica, del izquierdista Frente Amplio, afirmó que él aboga por que EE.UU. mejore sus relaciones con países como Venezuela, Bolivia, Ecuador o Nicaragua, pero que no lo ha tomado como una misión personal en su reunión con Obama.
   “Hago lo que puedo, yo defiendo todos los intereses de la barra a la cual pertenezco, se me abre una puerta e intento colarme, pero no soy Dios. Estoy tratando de hacer diplomacia hasta donde se puede”, afirmó.
   “Yo estoy aquí porque no soy estridente, porque digo lo que pienso, pero tampoco ando fregando el trapo a nadie”, indicó.
   Sobre la situación en Venezuela, reiteró que Uruguay “está dispuesto a ayudar a bajar la pelota al piso si lo convocan” a mediar entre el Gobierno y la oposición, y a “luchar por que no se desmadre, porque tenga el menor costo social”.
   Se declaró “íntimamente ligado al proceso venezolano”.
   Con respecto a Obama, destacó que “ha dejado claro que quiere que Unasur, que la OEA, que las instituciones ayuden a una salida tranquila y democrática de Venezuela”, y que manifiesta no tener ningún interés en unas relaciones crispadas con el país caribeño, pero no aclaró si hoy conversó con él al respecto.

Tomado del sitio digital Cubasi