viernes, 29 de noviembre de 2013

Una rectificación histórica necesaria: la caída en combate del cura salvadoreño Ernesto Barrera Motto (Felipe)



   Hace apenas 24 horas Cuba, la Isla Infinita publicó un post que recordaba los 35 años del asesinato del padre Ernesto Barrera Motto, en 1978, donde se decía que el sacerdote había muerto a manos de la Guardia Nacional salvadoreña, quien después justificó el crimen señalando al cura como un supuesto miembro de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL)
   Pero hubo parte de la historia que quedó por contar y esta tarde, en un encuentro casual con la diputada salvadoreña y exguerrillera del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Lorena Peña, conocimos un poco más acerca de la heroica caída en combate del padre Neto, como le decían a Barrera Motto.
   Cuenta Lorena, conocida también como la comandante Rebeca, que el sacerdote Ernesto Barrera era un activo miembro de las FPL, donde usaba el seudónimo de Felipe, con una destacada participación en el frente obrero, y que el fatídico 28 de noviembre de 1978, cayó combatiendo heroicamente junto a sus compañeros Valentín Martínez, Isidro Portillo y Rafael Santos Ortiz, después de resistir valerosamente el asalto de los esbirros de la Guardia Nacional en la Colonia Divina Providencia.
   “Yo estaba muy cerca, en una casa de seguridad que estaba como a 10 cuadras, cuando comenzó la balacera -contó Lorena Peña-, y le dije a mi compañero Atilio Montalvo, -el veterano combatiente del FMLN conocido como Chambita Guerra- esos tiros son donde están los nuestros”, refiriéndose a la casa de seguridad donde se ocultaba el padre Neto y sus compañeros de la guerrilla.
   La actual diputada del FMLN aclaró que cuando la Guardia logró reducir a los combatientes de las FPL, sacaron a uno de los jóvenes, aún vivo, a quien le golpearon en la cara con la culata de un fusil. Este joven fue posteriormente rematado y apareció en el parte del ejército como muerto en combate.
   La mejor manera de salvar la historia es a través del testimonio de sus protagonistas, y esta vez Lorena Peña, nos confirmó que el cura Ernesto Barrera Motto, el padre Neto de los pobres y obreros, y el Felipe guerrillero, murió combatiendo como un héroe eterno de su Patria.