viernes, 22 de agosto de 2014

Felicidades mujeres cubanas en el aniversario 54 de la Federación de Mujeres Cubanas



Mujeres cubanas junto a su Revolución FOTO:Vladimir Molina Espada
Queridas federadas cubanas:

   Solo veinte meses después del triunfo revolucionario de enero de 1959, a propuesta del comandante en Jefe Fidel Castro, se creó la Federación de Mujeres Cubanas, unificando las distintas organizaciones femeninas existentes hasta entonces en el país.
   Ese día, histórico para la mujer cubana, el líder de la Revolución dijo:
   “Hoy se reúnen las mujeres y constituyen esta Federación de Mujeres Cubanas, unidas en esa palabra, «Cubanas», y unidas en esa bandera que llevan en sus manos. Y se han unido para trabajar; para trabajar y para luchar; se han unido para todas las tareas que la Revolución nos trae; se han unido para la lucha y se han unido para el trabajo; se han unido para ayudar a la Patria en cualquier circunstancia. Si mañana es el combate, mañana prestarán su esfuerzo; si hoy en el trabajo, hoy prestarán su esfuerzo»
   Aquel 23 de agosto de 1960, nacía una organización vigorosa, constituida con el objetivo principal de incorporar plenamente a la mujer a la sociedad al empleo, y también al programa de cambios políticos y socioeconómicos que la revolución ponía en marcha.
   En estos 54 años, la mujer cubana ha sido protagonista de las principales tareas educativas, de las tareas de prevención de salud, atención social y superación cultural de sus miembros.
   Cambió mucho la mujer cubana en estos años de continua batalla no solo contra el machismo heredado de la colonia y la sumisión del sistema capitalista, que tampoco  le concedía la posibilidad de crecerse.
   Con su quehacer cotidiano en estos 54 años, las mujeres cubanas se han ganado muy bien el lugar que ahora tienen en la sociedad. Desde la cortadora de caña hasta la hacedora de poesía, ellas han cumplido en cada momento que les ha tocado vivir, con el deber ciudadano, el primero de ellos, servir a la Revolución y al país.  
   Las abuelas que fueron, las madres después y las hijas de ahora, se integraron a la FMC y vieron ante sus ojos un diapasón de oportunidades. Estudiar fue primero la palabra de orden, convertirse en mujeres de ciencias y de letras, escalando montañas sociales que las llevaron a integrarse en las fuerzas militares o a trabajos antes impensados, han sido sus lugares.
   Son más de cuatro millones de integrantes de las de la Federación, pues desde los 14 años de edad las adolescentes nutren sus filas  de manera voluntaria, convirtiéndose en una fuerza imbatible ante cualquier obstáculo –personal, colectivo, nacional- que pueda presentarse en el camino.
    El ejemplo de Vilma, la eterna presidenta de la más grande organización de mujeres en Cuba, la joven combatiente clandestina santiaguera que exaltó la figura de la mujer cubana para todos los tiempos, sigue acompañando a las nuevas generaciones.

¡Muchas felicidades mujeres cubanas en este aniversario 54 de su organización!

¡Viva la Federación de Mujeres Cubanas!