jueves, 8 de marzo de 2012

Paises del ALBA respaldan participación plena de Cuba en Cumbre de las Américas (declaración íntegra)


El consejo político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP), reunido en La Habana en su VIII Reunión Extraordinaria, respaldó la participación de Cuba en la Cumbre de las Américas, que se realizará en abril próximo en la de Cartagena, Colombia.
Los miembros del Alba-TCP concluyeron que el derecho que tiene Cuba a participar en la Cumbre de las Américas no puede ser conculcado o sometido a condicionamientos violatorios de su soberanía.
A continuación el texto con la declaración completa:

DECLARACIÓN ESPECIAL DE LA 8VA. REUNIÓN (EXTRAORDINARIA) DEL CONSEJO POLÍTICO DEL ALBA-TCP SOBRE LA PARTICIPACIÓN DE CUBA EN LA VI CUMBRE DE LAS AMÉRICAS Y DE RECHAZO AL BLOQUEO ECONÓMICO, COMERCIAL Y FINANCIERO IMPUESTO A ESE PAÍS POR EL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS.
El Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP), reunido en La Habana en su VIII Reunión Extraordinaria.
Cumpliendo un mandato de la XI Cumbre del ALBA-TCP, celebrada en Caracas los días 4 y 5 de febrero de 2012, en virtud del cual los jefes de Estado y Gobierno decidieron convocar la presente reunión.
Tomando en consideración y dando continuidad a los debates y pronunciamientos emitidos durante la mencionada Cumbre de Caracas, sobre la participación de Cuba en la VI Cumbre de las Américas que tendrá lugar en Cartagena de Indias, Colombia, los días 14 y 15 de abril de 2012.

Recordando las posturas asumidas por las delegaciones de nuestros países en la V Cumbre de las Américas, celebrada en Trinidad y Tobago, en abril de 2009, durante la cual se expresó un claro rechazo a la exclusión de Cuba de estos eventos y se reiteró la condena al bloqueo económico, comercial y financiero aplicado por sucesivas administraciones norteamericanas contra ese país.
Recordando, además, la Declaración emitida por la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada en Caracas en diciembre del 2011, en la que todas las naciones de Nuestra América expresaron su enérgico rechazo al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba.
Recordando, también, las veinte resoluciones adoptadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que han demandado al Gobierno de los Estados Unidos de América poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.
Considerando el hecho de que las promesas de cambio que formuló el presidente de los Estados Unidos en aquella Cumbre, hace ya tres años, no se tradujeron en hechos concretos, ignorando el reclamo unánime de nuestra región.
Considerando, además, las recientes declaraciones emitidas por voceros y representantes del Gobierno de los Estados Unidos, en las que reiteraron la negativa de esa Administración a la participación de Cuba en la Cumbre de Cartagena de Indias.
Convencidos de que las transformaciones y el proceso de integración que tienen lugar en la región, consolidados con la constitución de la CELAC, demuestran que América Latina y el Caribe no vive una época de cambios, sino un cambio de época.
Conociendo que Colombia ha iniciado un proceso de consultas con todos los países de la región sobre la participación de Cuba en la VI Cumbre de las Américas.
Deciden:
Ratificar la demanda para que Estados Unidos ponga fin a la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba e inicie un proceso de diálogo respetuoso con ese país, sobre la base del respeto a su soberanía y al derecho inalienable del pueblo cubano a la autodeterminación.
Rechazar las declaraciones emitidas por voceros y representantes del Gobierno de los Estados Unidos contra la participación de Cuba en la VI Cumbre de las Américas, con lo que se pretende perpetuar su política anticubana.
Demandar de manera inequívoca durante la VI Cumbre de las Américas, el cese de esta política y el levantamiento del bloqueo contra Cuba, ante la persistente oposición del gobierno de los Estados Unidos a aceptar la presencia de Cuba en este foro.
Respaldar la participación plena de la hermana República de Cuba en dicha Cumbre, derecho que no puede ser conculcado o sometido a condicionamientos violatorios de su soberanía.
Expresar la expectativa de que los temas que han sido incluidos en la agenda y aquellos propuestos para su inclusión puedan ser considerados de manera sustantiva y que aseguren el resultado satisfactorio de la Cumbre.
Continuar observando con atención el desarrollo y los resultados del proceso de consultas actualmente en curso.
Hacer un llamado a las naciones de América Latina y el Caribe para que, como en la V Cumbre hemisférica de Trinidad y Tobago, renueven la demanda de exigir el cese de esta irracional política.

Tomado del sitio digital La Pupila Insomne, con información de la agencia AVN