viernes, 24 de febrero de 2012

A cabecilla de las Damas De Blanco se le fue la casa… por la culata


Bertha Soler, "líder" del grupo Damas de Blanco
Esta historia es digna de ser atendida por los cineastas de “jolibud” a ver si le hacen una película. Por lo menos parece que el presupuesto está asegurado aunque en la “cacería” no le fue tan bien.
Aqui les dejo el reporte de Arthur González. tomado de El Heraldo Cubano:
En el mes de octubre del año 2011, a partir del fallecimiento de Laura Pollán Toledo,comenzaron los conflictos internos entre su hija Laura María Labrada Pollán y Berta Soler, autotitulada “Presidenta” de las llamadasDamas de Blanco, la cual acusó a al viudo de la Pollán, el ex preso contrarrevolucionarioHéctor Maceda, de ser una agente de la Seguridad del Estado, a partir de que según Berta, este no permitió alargar el velorio de la fallecida fundadora en su pueblo natal de Manzanillo, en la oriental provincia de Granma y realizar una procesión que tuviera connotación pública, para sacarle partido a la muerta.
Se plantea a voz en cuello que el ideólogo de esa acción provocativa fue el también ex recluso contrarrevolucionario Ángel Moya Hernández, esposo de Berta Soler a quien todos conocen como un elemento con poco valor personal pero patrocinado financieramente desde Miami por Laly Sampedro y Yolanda Huerga, ambas miembros activas de la organización terrorista Fundación Nacional Cubano Americana, creada por la CIA y presidida hasta su muerte por el agente Jorge Mas Canosa.
Por supuesto que en defensa de su joven esposo, la actual “presidenta” Berta Soler le dio las quejas a las “madrinas” de Moya en Miami, con el objetivo de que estas dos miamenses ante la posibilidad de que Maceda fuera de la Seguridad Cubana pudiera denunciarla a ella y a Angelito, comprendieran que la sede de las Damas de Blanco debía ser ubicada en otro lugar.

Todo el plan estaba ideado y Berta comienza a insistir en la necesidad de buscar otra casa y por tanto propone que ella debía ser la dueña del nuevo local como “Presidenta”, por lo cual tendría que cambiar su casa del barrio de Alamar, al Este de la Capital, para una zona más céntrica, sueño que no la dejaba dormir desde hacía años, pues todas sus amistades saben que ella detesta vivir en ese reparto donde residen muchos obreros.
Siempre fue su ilusión mudarse para el barrio del Vedado o Miramar, lo que nunca pudo hacerlo realidad por su color de piel, pues antes de 1959 los negros solo iban a esos barrios a limpiar casas o cortar la hierba.
Ante sus explicaciones, concebidas previamente junto con Angelito como parte de su plan, en el mes de enero Laly le prometió enviarle5,000 dólares para los sumara a los que podría ganar de la venta de su apartamento en Alamar y con eso comprar la nueva casa soñada por ella. Algo parecido a la obra teatral “El premio Flaco”.
Pero como la suma que podían acumular no era lo que esperaban Berta y Angelito, cuentan que le replicó a Laly, que la compra de la nueva vivienda no sería posible a menos que contaran con un presupuesto aproximado de 50 mil dólares, 10 veces más que la cifra ofrecida por su madrina, lo cual resultaba imposible de recaudar o mejor dicho desviar de los fondos asignados.
Berta no se quedó con los brazos cruzados, ya estaba montada en el burro y tenía que seguir adelante con su plan. En eso apareció en su camino la Dama de Apoyo Ana Luisa Rubio, actriz de profesión, enferma de los nervios pero propietaria de un confortable y vistoso apartamento ubicado en la esquina de la calle Línea y E, en el Vedado,  la que solo tenía como meta emigrar a los Estados Unidos y hacer realidad su sueño de ser co-presentadora del programa “A mano Limpia” del canal 41, junto con Oscar Haza.
Víctima de la ambición desproporcionada de “La Presidenta” y ante la negativa de aceptar un negocio de bajo costo, Ana Luisa fue expulsada del grupo por la propia Berta.  El apartamento del Vedado está valorado en 40 mil dólares y no en 5 mil como quería imponerle Angelito. Además Ana Luisa también tenía su propio plan de emplear esa suma para pagarle a su ex amante  por su traslado a Miami a través de la frontera de México, mediante una operación de tráfico humano.
Así de sencillo se mueve el dinero de la USAID y de otras agencias Federales que se envían hacia Cuba para las llamadas Damas de Blanco, aspecto que ya el gobierno norteamericano ha comprobado en otras oportunidades.
Como dice el dicho, Una para el Sultán y otra para Mí.

Tomado del sitio digital Visión desde Cuba