jueves, 5 de abril de 2012

Tres poetas dominicanos por la libertad de Los Cinco Héroes cubanos



Tres poetas dominicanos, Alfonso Torres, Nino Féliz y Julio Díaz se sumaron al clamor universal que la injusticia contra cinco luchadores antiterroristas cubanos presos injustamente en Estados Unidos, debe cesar, destaca un despacho de Prensa Latina.
En una declaración dada a conocer hoy, los firmantes directivos de la Campaña Domonicana de Solidaridad con Cuba y destacados poetas, juristas y profesores universitarios, llaman a seguir dando la batalla necesaria contra la injusticia y vencer.
Desde hace casi 14 años, enfrentamos una tormenta de injusticia y agravios que se cometen contra cinco seres humanos que decidieron entregar lo mejor de sí en aras de su pueblo, dice la declaración.
Los cinco padecen la peor de las injusticias, penas de cárcel crueles e infamantes porque sus carceleros saben que son inocentes, que no han hecho más que ser ejemplos de bondad y amor por la humanidad, señala el texto.
Pero no importa cuántas injusticias se cometan, dicen los firmantes, ellas mismas son la fuente que genera el amor, es lo que explica el derrame universal de solidaridad con los cinco cubanos prisioneros en Estados Unidos.
Su delito ha sido luchar contra el terrorismo, defender a su pueblo de agresiones organizadas desde territorio estadounidense.
El clamor alcanza hoy a los cinco continentes, se generaliza y eso genera una opinión adversa a Estados Unidos porque se contradice en el discurso.
Por un lado, dicen los firmantes, proclaman una lucha contra el terrorismo y por otro condenan a reales antiterroristas. Se observa una dualidad, una falta de sinceridad.
Hoy se elevan nuestras voces, apuntan, para clamar por un cese a la injusticia y por el curso legal, el camino cierto para hacer justicia, a pesar de la larga injusticia, piden que el presidente Barack Obama decrete una amnistía para ellos.
No es posible, afirman, construir la democracia sobre la base de la mentira, la injusticia, la manipulación de la verdad, el quebrantamiento de las normas a conveniencia, o simplemente imponiendo la fuerza a la verdad, violentando la institucionalidad para cometer actos injustos.
El sol de la verdad, concluye el documento, debe alumbrarnos a todos, guardando el respeto a las normas establecidas que garantizan el funcionamiento de la democracia.