lunes, 20 de julio de 2015

Cuba y Estados Unidos dispuestos a avanzar hacia normalización de relaciones



los cancilleres de Cuba y Estados Unidos FOTO: Ismael Francisco
por Waldo Mendiluza, Enviado especial de Prensa Latina en Washington

   El canciller cubano, Bruno Rodríguez, y el secretario norteamericano de Estado, John Kerry, expresaron hoy la voluntad de ambos gobiernos de avanzar hacia la normalización de relaciones, tomando como punto de partida el restablecimiento de los vínculos diplomáticos. 

   Los altos funcionarios fijaron esa postura en una rueda de prensa en la sede del Departamento de Estado, donde sostuvieron su segundo encuentro, después del celebrado en abril pasado en Panamá, durante la VII Cumbre de las Américas.
 
   De acuerdo con Rodríguez, la reanudación de nexos diplomáticos y la apertura de la embajada de la isla –sucesos que tuvieron lugar este lunes aquí- constituyen una señal de la decisión de La Habana y Washington de progresar en sus relaciones, pese a las diferencias existentes.

 
   Podemos ampliar el diálogo y trabajar en la cooperación bilateral, vemos condiciones para ello, dijo.
 
   El canciller cubano reiteró los aspectos que su país considera clave para la normalización, como el fin del bloqueo económico, comercial y financiero, la devolución del territorio ocupado de manera ilegal por la Base Naval de Guantánamo y el respeto a la soberanía de la mayor de las Antillas.
 
   No se trata de condiciones para conversar, sino de hacerlo con respeto sobre las cuestiones de interés, precisó.
 
   También Kerry coincidió en que el restablecimiento de relaciones marca el comienzo de una nueva época, que busque dejar atrás décadas de hostilidad y de una política contra la isla que no ha funcionado en su empeño de aislarla y doblegarla, escenario admitido por Washington.
 
   Estamos decididos a vivir como buenos vecinos sobre la base del respeto mutuo, y queremos que todos los ciudadanos de las dos naciones miren hacia el futuro con esperanza, subrayó.
 
   Kerry recordó las diferencias existentes, pero también la voluntad de trabajar de manera constructiva.
 
   “Nosotros haremos nuestra parte”, afirmó.
 
   Los responsables de las relaciones exteriores abordaron hoy temas de seguridad, medio ambiente, situación internacional, derechos humanos y tráfico de personas, entre otros.
Asimismo, manifestaron sus expectativas por la visita del secretario norteamericano de Estado a La Habana, el 14 de agosto, cuando será izada la bandera de Estados Unidos en la capital cubana. 

tomado del sitio digital de Prensa Latina