viernes, 29 de mayo de 2015

Siria: Luchamos o morimos en esta tierra, entrevista a Bouthaina Shaaban, asesora del presidente sirio Bashar al-Assad

el autor conversa con la doctora Bouthaina Shaaban, en Damasco
Por Miguel Fernández Martínez Corresponsal de Prensa Latina en Siria


Damasco (PL) Para Bouthaina Shaaban, asesora para política y medios de comunicación del presidente sirio Bashar al-Assad, el Levante es una zona vital en todo el mundo árabe, pues si cae Siria, toda la región se convertirá en tierra de lacayos.


   Esta diminuta pero activa mujer, nacida en la provincia de Homs y vinculada al partido Baaz Árabe Socialista sirio desde hace más de cuatro décadas, es probablemente una de las figuras más cercanas al presidente al-Assad. 


   Prensa Latina conversó con ella en su oficina del Palacio del Pueblo, erigido sobre una colina desde donde se divisa la ciudad de Damasco en toda su magnitud, buscando una mirada del conflicto que sufre este país árabe desde hace más de cuatro años.

   El Levante -insiste- ha sido por mucho tiempo la brújula de los árabes, de ahí que la firmeza y resistencia de Siria será muy importante para el futuro de todos, algo que los enemigos conocen muy bien.

   "Por eso trajeron todo tipo de criminales, mercenarios y terroristas a Siria, para romper este modelo. Tenemos 10 mil años de historia, fuimos invadidos por muchos, todos fueron derrotados, y los sirios lograron mantenerse", dice.

   "Hay que mantener el eje de la resistencia -agrega-, pues es muy importante para el futuro de esta región. El problema no es existir, sino que existamos con libertad, que seamos verdaderamente libres".

¿POR QUÉ SIRIA COMO FOCO DE UNA AGRESIÓN INTERNACIONAL?
   Para Bouthaina Shaaban, la agresión contra Siria fue un paso complementario a la aventura desatada contra Irán en 2003, porque ambas naciones tenían ejércitos muy fuertes, civilizaciones muy arraigadas y a su vez con mucha influencia en el Medio Oriente.

   "Lo que estamos presenciando hoy en la región -comenta-, es la destrucción de dos ejércitos fuertes, la opción de sacar a estos dos países de la línea de enfrentamiento contra Israel y tratar de acabar con la independencia y formar gobiernos lacayos, seguidores y colaboradores de Estados Unidos.

   La asesora presidencial recordó que desde la época del presidente Hafez al-Assad, Siria es el único país árabe que rechazó firmar un acuerdo con Tel Aviv, apoyó la lucha de los pueblos latinoamericanos, la batalla contra el apartheid en Sudáfrica, y a la revolución islámica de Irán.

   También ha sido un miembro activo del Movimiento de Países No Alineados, actor independiente en la Conferencia Islámica, pero el imperialismo quería -añade- acabar rompiendo este modelo independiente.

   "La guerra contra Siria está diseñada para imponer una tutela norteamericana y aunque se está llevando a cabo con instrumentos regionales, porque considero que hoy estamos sufriendo una invasión turco-saudita, estamos librando una batalla por mantener nuestra soberanía e independencia", subraya enfática.

CAMPAÑAS MEDIÁTICAS DE DESINFORMACIÓN

   Bouthaina Shaaban piensa que dentro del entramado que se tejió alrededor de Siria, el problema no era exactamente derrocar al gobierno.
   Las intenciones de las grandes potencias occidentales e Israel es fragmentar y debilitar la región levantina.

   "Como a Sadam Hussein y a Muammar al-Gaddafi los utilizaron como pretexto para destruir Iraq y Libia, también están haciendo lo mismo con Siria, criticando a su gobierno, pero su meta es destruir al país, nuestras fábricas, nuestras plantas, nuestras escuelas, nuestra arqueología, hasta nuestra identidad y nuestra historia".

   "¿Por qué han movilizado todas esas capacidades mediáticas y criminales contra Siria? Porque el conflicto y la guerra son para frenar el futuro de esta región", puntualizó.

   "Como lucharon en América Latina para no seguir siendo patio trasero de Estados Unidos -añadió-, nosotros también luchamos en Siria por garantizar un futuro independiente".

   "Lo nuevo hoy en día, lamentablemente, es que hay países que alegan ser árabes -se refiere a las naciones del Golfo-, utilizados por Estados Unidos y Turquía como instrumentos para cambiar el futuro, para que seamos esclavos".

   ¿Estás viendo algo en la prensa internacional sobre Libia?, me pregunta, y concluye que "los mismos que ahora atacan a Siria, fueron los que destruyeron a Libia, y ahora nadie habla de ese país, como si no hubiera ningún problema".

   "Ahora destruyen a Yemen -continúa-, y después envían unas cuantas cajas de ayuda humanitaria. Hay unos 15 millones de yemeníes amenazados por la hambruna, cinco millones de niños yemeníes que pueden morir".

   En su criterio, a los medios occidentales o de Estados Unidos le interesa poco que mueran 300 millones de árabes. "La guerra que libramos ahora es de independencia, una guerra por preservar nuestra soberanía".

DESAFÍO DE LA PRENSA SIRIA EN TIEMPOS DE GUERRA
   La doctora Shaaban insiste en que la credibilidad de Occidente cayó, y todo lo que dicen respecto a libertades, de libertad de prensa y derechos humanos son solo falsedades.

   Explicó a Prensa Latina que el principal desafío que tienen los periodistas sirios es la firmeza y la resistencia, y tratar de transmitir al mundo la verdad de lo que está sucediendo en este país árabe.

   "El pueblo norteamericano no sabe nada de lo que está sucediendo aquí. Cuando vas a Estados Unidos sientes que estás en otro mundo. Nuestras noticias no salen en las pantallas de televisión norteamericanas, y si hablan, reflejan el punto de vista de los enemigos de los árabes, nunca el de nuestros aliados", subrayó.

   "Cuando el grupo terrorista Estado Islámico decapitó a los periodistas norteamericanos -continúa-, los medios hicieron una gran campaña mediática, mucho ruido, pero cuando eso sucedió, los terroristas ya habían decapitado a cientos de sirios, entre ellos periodistas, civiles, niños, mujeres".

   "La campaña mediática que hicieron cuando murió asesinado James Foley, y aclaro que nosotros nos sentimos tristes por la decapitación de cualquier ser humano, demuestra el racismo con que nos ven, porque solo les interesa el norteamericano o el europeo, y no si nosotros somos masacrados o degollados, no les interesa".

SOLIDARIDAD INTERNACIONAL

   La asesora presidencial de al-Assad confía en el apoyo de Latinoamérica. "Nosotros seguiremos firmes y agradecemos a los pueblos de América Latina, y sabemos que están con nosotros. Su firmeza frente a Estados Unidos es algo que apoya nuestra resistencia", subraya.

   "Somos pueblos originarios, como los aborígenes americanos, como Evo Morales en Bolivia, pero igual que pasó en América Latina, ellos destruyeron todas las civilizaciones y ahora están haciendo lo mismo aquí.

   "Sabemos quiénes son nuestros amigos, solo hay que mirar a este mundo hipócrita que ahora está hablando de la masacre de los armenios en 1915, no habla de la masacre que se está cometiendo contra el pueblo sirio y el pueblo yemení en 2015.

   "Luchamos o morimos en esta tierra, vamos a seguir firmes, y si morimos, que nuestros hijos continúen la lucha, y si mueren nuestros hijos, nuestros nietos van a seguir la lucha. Esta tierra es nuestra y va a seguir siendo nuestra y los invasores van a ser derrotados".

   En la despedida, la doctora Bouthaina Shaaban sonrió esperanzada y se limitó a decir: "Lucharemos, porque somos parte de esta tierra".

publicado en el sitio digital de Prensa Latina